sábado, 1 de septiembre de 2012

Una receta de rabo de toro


Vamos a preparar un rabo de toro ahora que llega el otoño y bajan las temperaturas, al menos por las noches. El primer encargo lo haremos en nuestra carnicería, el resto es fácil, ya verás…
 





Preparando nuestra receta


Cortamos el rabo por la articulación y comenzamos la faena. Necesitamos un buen cuchillo o hacha de cocina y una tabla.

Con el rabo cortado nos ponemos manos a la obra. En una olla sofreímos la cebolla, el ajo y la zanahoria. Cuando todo esté pochado ponemos  los trozos de rabo enharinados y sofreímos hasta que veamos que la carne ‘se hace’ por fuera.

Ponemos una cucharada de harina, removemos unos segundos para que no se apelmace y cubrimos todo con un vaso de agua y el resto con vino tinto. Todo ha de quedar cubierto y que sobrepase un dedo.

Ponemos la hoja de laurel y dejamos cocer un cuarto de hora en una olla exprés rápida, o bien media hora en la Magefesa tradicional. Si tenemos tiempo, y nos gusta estar al tanto, lo dejamos cocer dos horas a fuego lento. En caso de optar por la última solución (la lenta), debemos de añadir más agua si vemos que se queda ‘seco’.

Después de esto nuestro rabo de toro ya estará en su punto. Cortamos los champiñones en cuatro trozos cada uno y las patatas en cuadrados. Lo ponemos en la olla y lo dejamos un cuarto de hora a fuego lento, removiendo de vez en cuando.

Como todos los guisos, lo mejor es hacerlo el día anterior por la noche y comerlo al día siguiente. Pruébalo antes y a dormir y, para presentarlo, añade unos aros de cebolla frita.


 Ingredientes


1 rabo de toro.
1 cebolla grande
3 ajos
300 g de champiñones
4 zanahorias
3 patatas medianas
1 hoja de laurel
1 cucharada de harina

No hay comentarios:

Publicar un comentario